Humberto Arellano Garza

Poco antes que el MTO abriera sus puertas el 19 de abril de 2008, la Fundación Alfredo Harp Helú adquirió para el Museo la colección que formó el galerista regiomontano Humberto Arellano Garza. Nacido en 1913, de joven el señor Arellano participó en una campaña cultural en zonas indígenas, por ser sobrino de Moisés Sáenz, Secretario de Educación Pública en aquella época. Esa experiencia motivó su interés de por vida en el arte popular. En los años 40 fundó junto con sus tías la galería “Artes de México” en la capital del país, y en 1950 abrió en Monterrey la galería “Carapan”. Aunque se desconoce cómo formó su colección, aparentemente el señor Arellano compró la mayor parte de los textiles antes de 1960. En 1983, por razones personales, vendió su colección y la galería al ingeniero Porfirio Sosa, quien a su vez la traspasó a la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca en 2008. Esta colección comprende más de 700 piezas de todo México, incluyendo un importante grupo de dechados, colchas y sarapes del siglo XIX. Varias de ellas representan los testimonios más tempranos que se conocen de las tradiciones textiles de distintas zonas y aportan datos fundamentales para esclarecer la historia del arte textil en México. Al menos algunas de estas piezas, y tal vez la mayor parte, pertenecieron a Fred Davis, comerciante y diseñador norteamericano que se estableció en la Ciudad de México hacia 1910, y formó la primera y, quizá, la más voluminosa colección de arte popular mexicano de la que se tiene noticia. Desafortunadamente, durante su permanencia en Monterrey, los tejidos de lana fueron atacados por insectos y algunas piezas de algodón se deterioraron por hongos, requiriendo en ambos casos una meticulosa intervención en el laboratorio de conservación. Al igual que don Ernesto Cervantes, Arellano parece no haber anotado lo que sabía acerca de los textiles; se cuenta únicamente con el catálogo que preparó Alejandro de Ávila con base en sus propias investigaciones.