Ernesto Cervantes

Alejandro de Ávila donó al MTO esta colección que heredó en 1986, a la muerte de su tío abuelo don Ernesto Cervantes Morales. Nacido en la ciudad de Oaxaca en 1902, don Ernesto migró en los años 20 a la Ciudad de México, donde se relacionó con José Vasconcelos, Diego Rivera, Tina Modotti y otros artistas. Alentado por ellos, comenzó a vender sarapes de Teotitlán del Valle en los círculos intelectuales de la época. Poco tiempo después estableció una galería de talavera poblana y artesanía oaxaqueña. Más tarde creó un taller de mantelería de algodón, operando cientos de telares de pedales en Xochimilco, el barrio de los tejedores en su ciudad natal. La Casa Cervantes se convirtió en una de las principales promotoras del textil tradicional mexicano. Don Ernesto, a lo largo de cinco décadas, integró un extenso archivo fotográfico y una gran colección de arte prehispánico, virreinal y contemporáneo; forman parte de ella más de 500 textiles de todo el país, incluyendo numerosas piezas del siglo XIX y principios del XX. Ejemplo de éstas son dos huipiles extraordinarios de Santiago Choapan, comunidad zapoteca del norte de Oaxaca que mantuvo vivo el tejido de trama envolvente y dos variantes de trama discontinua. A pesar de su antigüedad, pocas de estas piezas han requerido trabajo en el laboratorio de conservación del MTO más allá de su limpieza. Don Ernesto nunca preparó fichas o etiquetas de su colección, pero le narró muchas anécdotas a Alejandro de Ávila, lo que ha permitido documentar varias piezas.