Alejandro de Ávila

Junto con la colección Cervantes, Alejandro de Ávila donó para la fundación del MTO cerca de 700 textiles que él reunió en los años 1970 y 1980. Él documentó en campo la mayoría de esas piezas en dos grandes regiones: el noreste del país (San Luis Potosí, sur de Tamaulipas y sur de Nuevo León) y la Sierra Madre del Sur en el occidente de Oaxaca y oriente de Guerrero. La colección incluye algunos tipos de textiles que no parecen conservarse en otros museos y acervos privados. Buena parte de las piezas datan de principios del siglo XX o fines del XIX. La colección atestigua técnicas que no se habían registrado previamente en México, como el tejido de urdimbre transpuesta. Varias de las piezas están deterioradas por el uso prolongado al que fueron sometidas en sus comunidades de origen, y han requerido trabajos minuciosos en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía “Manuel del Castillo Negrete” (ENCRyM) en la Ciudad de México y en el laboratorio de conservación del propio MTO. La colección cuenta con fichas detalladas de cada pieza, respaldadas con varias libretas de notas de campo y fotografías.